El Regreso

Jaime Roos festeja 50 años en la música

En agosto de 2020 Jaime vuelve a los escenarios con cuatro fechas en el Auditorio del Sodre donde hará un repaso de su carrera. 

Foto: Mario Marotta
Foto: Mario Marotta

Durante los últimos 4 años el músico uruguayo ha trabajado concentradamente en la restauración integral y re-edición de su extensa discografía. Si bien todavía faltan unos meses para la conclusión del proyecto (la última entrega está pautada para marzo de 2020), Roos anuncia su vuelta a los escenarios en agosto del año próximo, acompañado por la Banda Completa.

La orquesta tendrá 20 integrantes, y será la más numerosa que ha tenido en su carrera. La mayoría de ellos, figuras consagradas de la escena nacional, han alternado en las distintas bandas de Jaime a través de las décadas. Para esta ocasión, se sumarán nuevos talentos surgidos de la inagotable cantera murguera.

El repertorio incluirá una selección de 30 canciones pertenecientes a la mencionada colección, un repertorio que en este caso funciona como “columna vertebral” de su obra. Habrá clásicos carnavaleros y lados B de culto, éxitos populares y milongas intimistas, fusiones de candombe-jazz y murga-rock.

A comienzos de 1970 Jaime Roos comenzaba su carrera de músico popular, primero como intérprete, un poco más adelante como cantante y autor. Cincuenta años después recuerda y festeja el puntapié inicial de una trayectoria que se convirtió en referencia ineludible de la música uruguaya y latinoamericana.

Parate

En 2015, tras 14 años de estar tocando en vivo ininterrumpidamente, Jaime Roos decidió “bajarse del escenario” por un tiempo. Esa decisión, contrariamente a lo que se pensó, no lo alejó de la actividad musical. Ese mismo año se embarcó en un ambicioso proyecto que terminó insumiéndole 2200 horas de estudio de grabación y unas 1000 más de trabajo junto a su equipo de colaboradores.

Jaime veía con angustia y preocupación que su obra discográfica estaba en un estado de deterioro que se iba agravando con el tiempo. La mayoría de sus discos originales estaban fuera de catálogo, y si bien el público más curioso podía rastrear algunas canciones a través de internet, gran parte de la obra que había empezado a construir en 1977 estaba fuera del alcance de la gente y con riesgo de perderse para siempre.

Fue así que junto al sello Bizarro concibió el proyecto llamado Obra completa, una colección de todos sus discos originales de estudio y en vivo oficialmente publicados, con la mejor calidad de audio posible y una gráfica que respetara los diseños originales, además de una reseña histórica de cada álbum. Armó un equipo de gente especializada para llevar a cabo el proyecto que según sus cálculos le iba a llevar un año y medio de trabajo. Pero como él ha dicho en alguna oportunidad, “las vacaciones en Bariloche se convirtieron en una expedición a la Antártida”. La aventura llevó 4 años y medio.

Jaime y su equipo tuvieron que hacer un verdadero trabajo de arqueología. Había muchos materiales perdidos o destruidos, cintas que no estaban en el mejor estado de conservación, tipografías discontinuadas, fotos de tapa extraviadas. Una vez que se consiguió reunir el material, en algunos casos con una gran dosis de suerte, comenzó el difícil proceso de restauración. Y luego de ello la remasterización del sonido en alta resolución (en algunos discos más recientes también la remezcla de algunas canciones), la adaptación del material gráfico al formato digipack del CD y el trabajo de reportajes y chequeo de documentos para armar las reseñas históricas. “Fue muy difícil vivir en el pasado durante 4 años y medio” cuenta Jaime. Sin embargo, el esfuerzo tuvo su recompensa.

La Obra completa, que comprende 20 discos y que se ha venido editando desde fines de 2015 en 5 tandas (la cuarta saldrá en un par de meses, y la quinta y última en el otoño de 2020), tuvo una recepción extraordinaria por parte de la gente. No solo los viejos seguidores recibieron de brazos abiertos estas nuevas ediciones con la mejor calidad gráfica y sonora. El público más  joven que conocía las canciones a partir de recopilaciones y que no tenía referencias de los discos originales, descubrió con gran entusiasmo la obra de Jaime tal como había sido ideada en su momento. La difusión de los álbumes aumentó aun más cuando la Obra completa llegó a los sitios de streaming musical.

El final del extenuante trabajo coincidió con el ofrecimiento de la productora AM para presentar un gran espectáculo en 2020, con estreno en Montevideo y Buenos Aires y una temporada de un año de conciertos. “Recibí con gran entusiasmo esa propuesta porque consideraba realmente necesario darle un cierre en vivo a la colección discográfica, llevar al escenario una selección personal de las canciones incluidas en esos discos,” – cuenta  Jaime. Planeando esta fiesta de cierre de la Obra completa cayó en la cuenta de que en 2020 cumpliría 50 años como músico profesional. Si bien el artista no es proclive a festejar sus aniversarios (salvo alguna conocida excepción), sintió que esta fecha le resultaba significativa y removedora y decidió celebrarla.

En febrero de 1970, con 16 años cumplidos, Jaime actuó con su banda liceal Los Robbers en el Club Defensa Agraria de Paso de la Arena. Aunque ya habían tocado en cumpleaños y bailes de amigos, esta fue su primera presentación profesional, como miembros de AUDEM (el gremio de músicos uruguayos) y cobrando un cachet. Ese año tocarían en más de 50 lugares, recorriendo prácticamente todos los barrios montevideanos. Apenas dos meses después de ese primer mojón, Jaime se estrenaría como músico de teatro nada menos que en el Teatro Solís, tocando en vivo en la obra Paparruchas, con música de su amigo y mentor Walter Venencio. Sería el comienzo de una actividad paralela a sus otros proyectos que jamás abandonaría.

En 1973, se integró a la movida de la música uruguaya participando como bajista en grupos como Epilogo de Sueños (donde estrenaría su primera composición), Aguaragua y Patria Libre. En agosto de 1976, ya radicado en París, Jaime entró por primera vez a un estudio de grabación para registrar canciones de su autoría. Los 4 temas que grabó allí terminarían formando parte de su primer disco solista, Candombe del 31, editado en 1977.

La celebración de estos 50 años “con la guitarra colgada y el micrófono prendido” se llamará  Mediosiglo, haciendo un juego de palabras con el título de su disco Mediocampo (1984) y citando parte del estribillo de la canción “Postales para Mario”, editada en 2006 en el disco Fuera de ambiente. Dentro del repertorio del espectáculo estarán representados todos sus discos. “Me propuse además que fueran canciones que realmente tuviera ganas de tocar, quiero sacarme los gustos, es mi cumpleaños”- cuenta Jaime. “Me di cuenta que necesitaba una banda sólida y numerosa, una pequeña filarmónica popular montevideana en donde se contemplaran las corrientes de la murga, el candombe, el tango, la milonga, el rock y el jazz. Esos son los 6 colores presentes en este espectáculo, los colores que piden las 30 canciones que elegí”.

Jaime bautizó al grupo La Banda Completa, haciendo obviamente alusión a la Obra completa. Es una orquesta de 21 músicos, la más numerosa que ha formado en su vida. “El sueño del pibe” –confiesa. “No es solo la cantidad de intérpretes sino la calidad de quienes la integran. Son todos invitados especiales”. Una gran parte de estos músicos estuvieron presentes en las grabaciones originales de sus discos y en los audiovisuales que filmó en las décadas de 1980, 1990, 2000 y 2010. También hay algunos que tocarán con Jaime en 2020 por primera vez.

La base rítmica estará compuesta por el prodigioso Martín Ibarburu (baterista de las bandas de Jaime desde 1995), una batea de murga y una cuerda de tambores. La cuerda está integrada por tres popes del candombe: Walter Nego Haedo en tambor piano, con quien Jaime toca desde 1984 (juntos integraron la banda de Eduardo Mateo en ese año); Pablo Piraña Silva en tambor repique (con él grabó sus discos de estudio de los 2000) y  Jorge Foqué Gómez en tambor chico, quien lo acompañó en los 52 shows de la gira A las 10 (1993-1994).

En lo concerniente a la murga, Jaime se dará el gusto de tocar por primera vez con la virtuosa batea La Tríada, integrada por Raúl García (redoblante), Pablo “Lolito” Iribarne (bombo) y Gerardo “Batata” Cánepa (platillos), que tiene una larga trayectoria y dos discos editados.

En el bajo estará Gerardo Alonso, presente en su banda desde 2013. El artista no duda en decir que Gerardo es su bajista favorito.

En 1981 Jaime cumplió el sueño de tocar en un espectáculo con su ídolo Hugo Fattoruso. Desde el disco Mediocampo Hugo grabó en todos sus álbumes, tanto en estudio como en vivo. En esta ocasión conformará nuevamente el tándem de teclados del Concierto Aniversario (1997) junto a Gustavo Montemurro, alma mater de las bandas de Jaime de estos últimos 25 años.

En el rubro de las guitarras, el inconfundible sonido de Nicolás Ibarburu es relevante en las grabaciones de Roos de 1995 en delante. La guitarra eléctrica de Nicolás será otra pieza clave de la banda. En varios pasajes del recital se pasará a la criolla, junto al talentoso Poly Rodríguez, una figura muy conocida del ambiente tanguero uruguayo.

El coro murguero será dirigido en los ensayos por el maestro Edú Pitufo Lombardo y estará integrado por siete cantantes. A los integrantes habituales del coro que Jaime ha bautizado como Los Reyes del Tablado (Pedro Takorián, Nico Grandal,  Maxi Pulpa Méndez, Edén Iturrioz y Maxi Pérez) se suman Agustín Pittaluga y Fabricio Ramírez, ambos integrantes de Saltimbanquis 2018, murga ganadora del certamen de ese año cuyo coro deslumbró a Roos.

Y la voz inimitable de Freddy Zurdo Bessio no podía faltar. El Zurdo, que actúa junto a Jaime desde 1986, será el solista invitado en algunas de las canciones clásicas del repertorio que fueron estrenadas por él,  y cantará junto al coro en otras.

Para el estreno del espectáculo se sumará la popular Francis Andreu, quien junto al guitarrista Guzmán Mendaro (otro viejo conocido de las bandas de Roos) interpretará algunas canciones del álbum Francis canta Jaime Roos de 2018. Jaime quedó cautivado con las personales versiones en clave tanguera de sus temas, y al concebir el proyecto le propuso a Francis ser su invitada especial.

El artista no duda en definir Mediosiglo como “el espectáculo que quiero hacer hoy con la banda que quise tener siempre”. Agosto de 2020 traerá de vuelta la música de Jaime Roos a los escenarios, mostrando como nunca antes las diferentes dimensiones de su obra.

Entradas

Las presentaciones serán en el Auditorio del Sodre los días 6,7,8 y 9 de agosto de 2020 a las 21 horas. Entre el 4 y 15 de noviembre habrá preventa exclusiva para clientes de Rediton. La venta general será a partir del 16 de noviembre por TickAntel. 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje