Medio y Medio

Lenine regresó a Punta Ballena 12 años después

El brasileño se presentó en Medio y Medio, en Punta Ballena, solo con su guitarra y brindó un gran show que hizo cantar y bailar a los presentes.

 

Foto: Sebastián Campos
Foto: Sebastián Campos

El domingo por la noche, a las 23.15 horas, comenzó el show de Lenine en el escenario de Medio y Medio, en Maldonado. El espectáculo previsto para 22.30 hs. tuvo un poco de retraso debido al mal tiempo. Sin embargo, hubo un acuerdo del músico con San Pedro y durante el recital no llovió.

Oswaldo Lenine Macedo Pimentel, que el próximo 2 de febrero cumplirá 60 años, hizo un repaso de sus 30 años de carrera musical. Tal cual contó él, repasó canciones hechas en diferentes momentos de su vida en un formato en el que solo lo acompañó su guitarra, mejor dicho, sus guitarras porque fue intercambiando “violas” durante la noche.

Dijo que le gusta volver a Uruguay y que siente que a la gente también le gusta que vuelva, así que disfruta de eso. La primera vez que tuvo en el país fue en 2007, en el Festival de Jazz de La Pataia, también en Punta Ballena. Se refirió a ese momento y recalcó que de ahí en más siempre viene a Uruguay.

El espectáculo que comenzó la noche del domingo y terminó la madrugada del lunes 14 de enero fue pasando por diferentes momentos, en un show íntimo, donde hubo un constante diálogo con el público. La duración del recital fue de una hora y 40 minutos lleno de energía.

En medio de la noche agradeció a Medio y Medio y manifestó que estar ahí fue como tomarse unas vacaciones en un lugar paradisíaco. Entre las canciones no faltó la que le hizo para su hijo.

Una de las canciones en que hizo cantar a todos los presentes fue en “Rosebud” que pidió que repitan: “Dolores, dolores…dolarés”. El público respondió de muy buena forma.

Lenine preguntó si le entendían, ya que escribe las canciones para que se entiendan sus letras y por tal motivo le gusta tocar en la región porque somos parecidos.

Sobre el final, cuando empezaron los bises, no faltó uno de sus clásicos: “Jack soul brasileiro”.

Por último, agradeció a su equipo de trabajo y dedicó unas palabras a todas las personas que lo siguen e impulsan su carrera a través de las redes sociales, por donde le manifiestan su afecto y destacó la importancia de recibir ese cariño.

El escenario de Medio y Medio, que días atrás tuvo la sorpresa de que Charly García se subió a tocar con Ruben Rada, volvió a tener una noche mágica que hizo detener el tiempo para que no lloviera. A tal punto que recién en la despedida del brasileño empezó a llover.

Por Nicolás Pérez Maurente

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje