ACORTAR DISTANCIAS

Rafael Barradas tiende puentes entre Hospitalet del Llobregat y Uruguay

Obra de Rafael Barradas: De Hospitalet del Llobregat

En 1926, el pintor Rafael Barradas y su hermana Carmen, compositora y pianista, abrieron su casa en la calle Porvenir, hoy Josep Maria de Sagarra, a un grupo de literatos, músicos y artistas plásticos para celebrar una tertulia dominical bautizada con el diminutivo Ateneíllo, un pequeño espacio al margen de la cultura oficial, del “establishment”.

Entre los contertulios más relevantes que asistían todos los domingos por la tarde, encontramos escritores, críticos de arte y pintores adscritos a la vanguardia artística catalana y española del momento: Joan Alsamora, Luis Capdevila, Àngel Ferrant, Sebastià Gasch, Luis Góngora, Joan Gutiérrez Gili, Luis G. Manegat, Lluís Montanyà, Sebastià Sánchez Juan, Josep Maria de Sucre i Marius Verdaguer, entre otros muchos. De los visitantes ilustres –que dejaron testimonio en el libro de firmas del Ateneíllo – destacan Regino Sainz de la Maza, Salvador Dalí, Federico García Lorca, Ramón Gómez de la Serna o Tommaso Marinetti, el padre del futurismo.

Hoy, Hospitalet del Llobregat cuenta con aproximadamente 250.000 habitantes procedentes de identidades culturales bien diversas. Y es desde esa diversidad cultural, catalana, peninsular, latinoamericana, magrebí y africana que hace honor a sus orígenes ya que su nombre evoca desde el siglo XII, un regazo para peregrinos y viajeros; desde el siglo XX, una tierra de acogida debido a su gran desarrollo industrial.

Ochenta y siete años después, un grupo de hospitalenses, desde el entusiasmo, abren sus puertas a un nuevo Ateneíllo con la voluntad de ofrecer un espacio de diálogo, de reflexión i de intercambio intelectual y artístico, que sin lugar a dudas fortalecerá la vida cultural de L’Hospitalet de Llobregat y de Uruguay. La nueva Asociación Cultural El Ateneíllo de L’Hospitalet, es una asociación sin ánimo de lucro, situada en una ciudad cuyo símbolo de bienvenida y de hospitalidad es la obra del escultor Arranz Bravo, “La Acollidora” (1985) (La Acogedora), situada en su eje central: la Rambla Justo Oliveras.

Mi pasión por Rafael Barradas, mi admiración por Uruguay -mi tierra de acogida durante muchos años- me impulsan a compartir esta iniciativa. Apelo a la generosidad uruguaya; apelo a los puentes tendidos por Barradas para que el Atlántico sea más cercano. Hasta el momento el Ateneíllo de L’Hospitalet no ha dejado de difundir el pincel vibracionista de Barradas, piezas musicales de Carmen, obras de teatro y textos correspondientes a la llamada Edad de Plata. Y, desde la generosidad ha nombrado socios de honor a Enrique Aguerre, director del MNAV (Uruguay), a la musicóloga Adriana Santos Melgarejo y a la autora de esta crónica lo que agradezco sinceramente. Os invito a participar desde la distancia i la cercanía a visitar su página: https://www.facebook.com/ElAteneillodeLHospitalet

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje