Jueves 24 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Gira mundial

    Contra todo, Madonna reconquistó Polonia

    Bastaron dos minutos y medio desde que comenzó el espectáculo, para que la diva del pop, que tenía todas las cartas en contra para su presentación en el Estadio Nacional de Varsovia, reconquistara a un público bombardeado durante semanas por críticas hacia Madonna y su espectáculo.

    Viernes 03 de agosto de 2012 | 12:42

    Madonna / Facebook

    La gira MDNA Tour, llegaba a Varsovia enfrentando en primer lugar a la iglesia católica que había catalogado de “blasfema” la propuesta musical de Madonna, mientras “La Cruzada de los Jóvenes”, recogía más de 54.000 firmas en Internet contra el show. Los jóvenes católicos aseguraban que el espectáculo de Madonna “promueve las desviaciones sexuales, atenta contra la fe católica y populariza la pornografía”.

    El obispo de Varsovia, Henryk Hoser, pidió unirse en plegaria contra el “concierto blasfemo”.

    En segundo lugar, el concierto coincidía con el día en que la resistencia polaca lanzó la insurrección contra los nazis durante la Segunda Guerra, una de las fechas más sentidas por el pueblo que perdió en ese alzamiento 18.000 soldados y más de 200.000 civiles en 63 días.

    Finalmente los comentarios del último concierto en París eran adversos, ya que hubo serios reclamos para un show que no alcanzo una hora de duración.

    La reconquista del público polaco

    Cuando se levantó el telón, un documental con imágenes de archivo sobre el Alzamiento de Varsovia, lanzado en 1944 contra la ocupación alemana, que se extendió por espacio de dos minutos, asombró a las decenas de miles de personas en el estadio.

    A pesar que hacía una hora que todos esperaban por el retraso en el inicio, nadie pudo sentirse ajeno al conmovedor mensaje de dos minutos y medio, preparado por la Alcaldía de Varsovia, condición para que el espectáculo no cambiara de fecha.

    Acto seguido la estrella deslumbró durante un espectáculo que se extendió por más de hora y media, al final del que saludó la memoria de todos los que se convirtieron en héroes de Polonia con el sacrificio de sus vidas. El estadio se vino abajo, y la diva debió salir varias veces a agradecer.

    Los críticos destacan también que se trató de uno de los espectáculos con menos situaciones que pudieran agredir la sensibilidad de los católicos, de toda la gira actual.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario