Imprimir

Kevin Smith estrenó la truculenta “Red State”

Parte del afiche de "Red State"

El irreverente Kevin Smith catapulta una nueva generación de estereotipos post-post-modernos, algo que puede llegar a no gustar por el exceso de truculencia, pero que no deja de conmover al espectador.

El cineasta, 18 años después de conocer la gloria cinematográfica en su debut con “Clerks”, seguido de “Persiguiendo a Amy”, después de haber subido y bajado la escalinata de la fama a veces de pie y otras no tanto, ahora vuelve al podio del triunfo, afirman los comentaristas.

Tres géneros distintos una sola película

Una comedia de adolescentes, una película naturista, un festival de sangre y pólvora, cualquiera de las tres acepciones le es correcta a un film donde definir su género es lo más complejo.

Con referencia directas a la matanza de Waco de 1993, Red State, recupera esa historia increíble al relatarla, inconcebible cuando se la vivió.

Los comentarios de la crítica, recogen incluso el ácido del humor en la tragedia: “No le tome demasiado cariño a ninguno de los personajes: ninguno tiene asegurado en esta película un final feliz”, anticipa Vanity Fair.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión