Imprimir

Dalma Maradona: “Hija de Dios” llenó la sala

Dalma Maradona

Incontables micrófonos y cámaras de cinco continentes se hicieron presentes en el Teatro Sha de la porteñísima avenida Sarmiento, para seguir paso a paso lo que hacía más el padre, que los trabajos de la hija.

El teatro lució lleno, coinciden todas las crónicas, y las entradas están agotadas para todas las funciones de este mes. Al estreno asistió el “tout” Buenos Aires, tanto el jet-set de la presente “post-modernidad”, como el de los años en que Diego Armando era “el” crack.

Para entenderla hay que ser argentino

Todas las crónicas que es dable encontrar en la web, tanto las de los más renombrados críticos como los blogs de más anónimos asistentes, coinciden en algo “inventado” por su argentineidad: el problema es el “biodrama”.

En la noche del estreno de la obra –un relato monográfico en primera persona- la única otra persona, además de la actriz, sobre la que refiere la obra, está en la primera fila.

Ha sido el momento único en que no hubo actuación, sino que ambos compartieron otro momento de la vida de una mujer que fue mediática desde antes de nacer y un  hombre que aún lo es, haga lo que haga.

Una hora y media de catarsis, de exorcismo del pasado, como se lo quiera llamar, todo parece muy fácilmente entendible, aunque para sentir la obra quizás haya que ser argentino.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión