Jueves 24 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • DISCAPACITADOS HOY

    DIABETES Y DISCAPACIDAD

    COMO SEÑALARAMOS EN ANTERIORES COMUNICACIONES, EN EL URUGUAY UN 8% DE LA POBLACION SUFRE DE DIABETES MELLITUS, APROXIMADAMENTE 240.000 PERSONAS, CIFRA QUE AUMENTARA EN LOS PROXIMOS AÑOS DE FORMA SIGNIFICATIVA, COMO CONSECUENCIA DIRECTA DEL SEDENTARISMO, OBESIDAD, HABITOS ALIMENTARIOS INADECUADOS Y UNA MAYOR EXPECTATIVA DE VIDA.

    Escrito por: Comision Nacional Honoraria de la Discapacidad

    Jueves 05 de noviembre de 2009 | 02:56

    En Europa a partir de la declaración de Saint Vincent se desarrollaron planes para la prevención, detección y tratamiento de la diabetes mellitus, haciendo especial énfasis en algunas de sus complicaciones: ceguera, insuficiencia renal, amputaciones, enfermedad coronaria y cerebrovascular; los planes han sido adoptados en la mayoría de los países. Se plantearon diversos objetivos orientados a mejorar la salud de las personas con diabetes y a aproximar su esperanza de vida, a la de la población sin diabetes. Estos objetivos procuran: garantizar un adecuado control de la enfermedad, formular planes para la prevención y la detección precoz de sus complicaciones, sensibilizar y concientizar a la población y a los profesionales de la salud sobre la importancia de prevenir las complicaciones y educar a los pacientes para su autocuidado.

    De las complicaciones que producen discapacidad visual señalamos oportunamente la retinopatía diabética, pero también debe tenerse en cuenta la maculopatía diabética o edema macular, aunque no es la causa principal de la ceguera, es una causa frecuente de disminución de la visión central y su aparición está claramente relacionada con los años de evolución de la diabetes y con la falta de control metabólico. Aparece con más frecuencia entre los pacientes con retinopatía diabética grave, pero al igual que en el caso de la retinopatía diabética, el riesgo de maculopatía también se relaciona con la hipertensión arterial.

    Asimismo diversos estudios poblacionales han demostrado que el riesgo de cataratas es mayor entre las mujeres, los fumadores y las personas mayores o con diabetes. La catarata, es la segunda causa de ceguera entre la población con diabetes.

    El Glaucoma, aunque con una frecuencia mucho menor que la retinopatía diabética o la catarata, puede ser también una causa de ceguera entre la población con diabetes; si bien no hay acuerdo sobre si la diabetes supone un mayor riesgo de glaucoma.

    Más allá de la discapacidad visual, también produce discapacidad visceral y motriz, esta última está asociada a la microangiopatía y una disminución de la función de los nervios que controlan la sensación y el movimiento en las piernas.

    Las personas diabéticas sufren más discapacidad que las personas sin la enfermedad y aquellas con diabetes más grave tienen una función física peor.

    Los análisis estadísticos determinaron que la función de los nervios periféricos es responsable de la reducción del rendimiento físico, los diabéticos pueden prevenir la lesión de estos nervios si controlan los niveles de glucosa en sangre, pudiendo evitarse tres de cada cuatro amputaciones mediante medidas preventivas.

    El 73% de las amputaciones de miembro inferior, que se realizan a pacientes con pie diabético, se podrían reducir mediante la prevención.

    El pie diabético es una de las complicaciones más extendidas entre los pacientes con diabetes mellitus y una de las causas más importantes de morbilidad y discapacidad en la sociedad moderna, ya que puede llegar a requerir la amputación de los miembros inferiores en los casos más graves. Los expertos estiman que podrían desarrollar esta complicación hasta el 15% del total de los diabéticos a lo largo de su vida, es decir, aproximadamente 36.000 personas en Uruguay. En otros países entre el 40 y el 70% de las amputaciones que se llevan a cabo se realizan a pacientes diabéticos.

    Por ello resulta de suma importancia educar al paciente con diabetes para que sepa detectar las lesiones a tiempo y procurar la atención podológica.

    Por lo dicho, como en tantas otras patologías, la prevención debe estar basada en la correcta concientización y educación de la población en general y de las personas afectadas y en la toma de conciencia por parte del personal de la salud de la importancia de desarrollar un rol preventivo.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario