*

×
LARED21 Regresá a la página de inicio LARED21 Regresá a la página de inicio Enviar Send Bien OK Buscar Search
Iniciar sesión Registro
Último momento
Último momento

LOS FACTORES EXTERNOS E INTERNOS DEL CRECIMIENTO

Escrito por: Por Alberto Couriel | Economista, senador del MPP-FA

hs

El crecimiento económico es el indicador más relevante del éxito del primer gobierno frenteamplista. Después de la profunda crisis financiera, social y productiva de 2002 se inicia un período de recuperación. En el año 2003 se inicia esta recuperación basada en el crecimiento de las exportaciones, facilitado por un alto tipo de cambio derivado de la devaluación de 2002. En el año 2004 comienzan a influir altos precios internacionales de los principales rubros de exportación que se mantienen en la actualidad. El crecimiento del PBI en 2004 alcanzó al 12% anual, generando arrastres de crecimiento para los años siguientes. En los últimos tres años el aumento del PBI se ubica en alrededor del 7% anual, una cifra inesperada y lejos del ritmo histórico de la segunda mitad del siglo pasado.

La influencia de los factores externos sobre el alto ritmo de crecimiento se puede centralizar en tres elementos relevantes:

a) El aumento de los precios internacionales de rubros como la carne, la soja, el trigo, los lácteos y el arroz;

 

b) El incremento del sector de la construcción, especialmente en obras en los departamentos de Maldonado, Río Negro y Montevideo con financiamiento proveniente del exterior, con fuerte impacto en la coyuntura por la demanda de rubros manufactureros y generación de empleo productivo;

 

c) La liquidez financiera internacional, que facilitó la colocación de títulos emitidos por el Estado uruguayo, logrando el alargamiento de los plazos de la deuda en moneda extranjera.

Este crecimiento permitió una importante mejora del empleo, aumentos de ingresos fiscales y facilitó mejoras del salario real.

Los principales factores internos que influyen sobre el crecimiento económico se pueden centralizar en:

 

a) La confianza y credibilidad que tienen los agentes económicos por el discurso y las principales medidas adoptadas por el gobierno, desde la propia campaña electoral en el segundo semestre de 2004.

 

b) El crecimiento generó aumentos de ingresos fiscales superiores a los esperados. La diferencia del gobierno del Frente Amplio con respecto a los partidos tradicionales es que se aprovechó la situación para incrementar los gastos sociales en educación, salud, en la emergencia social y en el propio plan de equidad. Esto ayudó al incremento de la demanda interna y a profundizar el aumento del PBI, con las protestas de los partidos tradicionales y críticas de los que quieren limitar la acción estatal y concentrar los avances en las acciones del mercado y del sector privado.

 

c) El crecimiento facilitó la negociación salarial donde se dan nítidas diferencias entre el accionar del gobierno del FA y los partidos tradicionales. El gobierno del FA buscó un mayor equilibrio en las relaciones capital­trabajo, implementó los convenios colectivos y los Consejos de Salarios e influyó decisivamente en el aumento del salario real.

 

En esencia el crecimiento de los últimos tres años está centrado en el aumento de los precios internacionales de los productos de exportación, en el dinamismo del sector de la construcción y en el aumento de la demanda interna derivada de las mejoras del empleo, del salario real y del aumento del gasto público.

Menor relevancia sobre el crecimiento tiene la política macroeconómica. La política monetaria ha tenido como fin primordial la estabilización de precios, con una acción contractiva desmesurada como la suba de la tasa de interés call al 7% el año pasado. El crédito no fue un factor importante para el crecimiento. La política cambiaria tuvo tres objetivos: a) apoyar la estabilización de precios, b) el descenso de los intereses de la deuda en moneda nacional con un tipo de cambio más bajo, y c) bajar el coeficiente deuda sobre el PBI, aumentando la deuda bruta pero incrementando el denominador, no sólo con el crecimiento sino especialmente con un producto en dólares inflado por la baja del tipo de cambio. La caída del tipo de cambio no es por la depreciación internacional del dólar. En realidad el equipo económico programó para los cinco años de gobierno una caída del tipo de cambio real, lo que se incrementó por el inesperado descenso del tipo de cambio nominal sin acciones efectivas, e inclusive con el apoyo del Banco Central del Uruguay. En esencia, la política cambiaria aportó más elementos negativos que positivos para el crecimiento. La política fiscal se centró, a partir del acuerdo con el FMI en 2005, en lograr un superávit primario para garantizar el pago de los intereses de la deuda. El aumento del gasto público se pudo concretar por aumentos superiores de los ingresos fiscales a los esperados por el propio incremento superior del PBI, manteniendo un mínimo déficit fiscal. En esencia, la política fiscal se centralizó en darle confianza a los acreedores y en apoyar la estabilización de precios atendiendo las demandas de los operadores de mercados financieros, tanto por el superávit primario como por el equilibrio fiscal. En materia fiscal se implementó una reforma tributaria con la creación de un Impuesto a la Renta de las Personas Físicas de carácter dual que afecta más a las rentas del trabajo que a las del capital. En materia fiscal surgen también acciones heterodoxas y adecuadas a la realidad en el combate a la inflación, cuando se atacan elementos de costos como el subsidio al boleto de transporte colectivo y acciones tendientes a mantener las tarifas de los servicios públicos. En cambio en el combate a la inflación las políticas monetarias y cambiarias fueron ortodoxas y no atendían las causas específicas de las subas de precios internos.

En esencia, el gobierno frenteamplista muestra en estos tres años resultados muy positivos por el alto ritmo de crecimiento económico, el fuerte descenso del desempleo abierto, la mejora del salario real e importantes acciones de política social y de derechos humanos. Es un gobierno de izquierda con una política macroeconómica relativamente ortodoxa, con algunas excepciones explicitadas en esta nota.

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad — Preguntas frecuentes

Nos alegra que regreses

Completá tus datos para iniciar sesión

¿Querés ser parte de nuestra comunidad?

¡Registrate ya! Sólo te tomará un minuto.

¡Únete a la comunidad de Enredad@s!

Completá el formulario para crear una cuenta

¿Ya formás parte de nuestra comunidad?

¡Iniciá sesión ya! y disfrutá de todo lo que tenemos para ofrecerte.