*

Jueves 24 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • SEXO EN EL VERANO: El mapa de su sensibilidad

    ¿Dónde se encuentran los 11 puntos más calientes en el hombre?

    Lunes 14 de enero de 2008 | 10:12

    Nuestros cuerpos tienen zonas neutras y zonas muy sensibles, las zonas erógenas. Lugares especiales donde las caricias producen sensaciones únicas. No se trata de puntos arbitrarios: coinciden con aquéllos donde se concentra gran cantidad de terminaciones nerviosas.

    Orejas. Según una encuesta del Instituto para la Investigación del Sexo el 30% de los hombres se sienten muy excitados si su pareja respira acaloradamente en su oreja.

    Mejillas. Enmarcar con las manos las mejillas y atraer la cabeza para besar los labios es un gesto que puede provocar una erección automática en un 16% de los encuestados.

    Nariz. La nariz de los hombres es muy sensible a los olores. Si has conocido a un hombre con un perfume, no lo cambies, su nariz te recordará toda la vida.

    Labios. Los besos en la boca son la técnica estrella de la conducta sexual de los occidentales. Los labios son capaces tanto de estimular como de ser estimulados, de ahí que la actividad oral sea esencial en la conducta sexual humana.

    La espalda y los hombros. La caricia en estas zonas ha de ser intensa, amasando bien los músculos. El 60% de hombres lo prefieren así y el 78% odian las caricias suaves que provocan cosquillas y los ponen muy nerviosos.

    El pecho. En la actualidad la mayoría de los hombres se sienten muy orgullosos de sus pectorales y las mujeres están aprendiendo a apreciarlos. Aunque en la encuesta el primer puesto lo ganó el culo, luego los ojos y después las manos, un 7% marcaron en primer lugar los pectorales y los abdominales.

    Ombligo. La caricia del ombligo por la pretina del pantalón es un preludio delicioso de lo que vendrá después. Este atrevimiento es muy excitante para el 40% de los hombres.

    Las nalgas. Sólo un 7% de los encuestados prefería la caricia en las nalgas, y un 40% se sentían incómodos o muy incómodos con ella, sin embargo un 30% de las mujeres fantasean con hacerle una “penetración anal” a sus compañeros.

    El pene. La caricia en el pene, ya sea con la mano, la boca o frotando contra algunas zonas del cuerpo femenino como axilas, entre-muslos o pechos ocupa el segundo lugar después de la penetración en la clasificación de las técnicas sexuales más usadas y más deseadas por los hombres. Ojo: si bien el pene es tremendamente sensible en toda su superficie, la punta lo es mucho más, ya que allí se encuentran muchas terminaciones nerviosas. Es la parte más sensible del cuerpo de un hombre, así que la manera más fácil de excitarlo es trabajando sobre esa punta. Y más específico aún, el frenillo: es el gatillo del orgasmo en todos los hombres.

    Los testículos. Un 12% pueden llegar al orgasmo con la caricia en el escroto y/o la manipulación de los testículos. Concluyendo, podemos decir que cada uno es un continente inexplorado y cada uno somos los exploradores.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario