*

Jueves 17 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Guía para conocer cómo afecta conversar, escuchar música o dormir con la radio prendida

    Contaminación sonora provoca daños irreversibles al oído humano

    El exceso de ruido en el ambiente produce importantes alteraciones en los seres humanos y, aunque no se note, las personas están expuestas cada día a una importante cantidad de niveles de ruido en el ambiente, mucho más del recomendable para la salud. Cuáles son esos ruidos que afectan, qué tipo de daños produce el sonido ambiente y los volúmenes de ruido a los que se exponen habitualmente, así como las medidas preventivas a tomar son algunas de las cosas que explicó a LA REPUBLICA el otorrinolaringólogo José Mota en las instalaciones de Camoc,la mutualista de asistencia médica de Carmelo.

    Escrito por: GABRIEL MONTEAGUDO,  COLONIA

    Domingo 27 de agosto de 2006 | 03:10
     Los nuevos reproductores de mp3 tienen una
intensidad de sonido de 90 decibeles.

    ¿Cómo afecta el exceso de ruido en el descanso de una persona? Hay evidencia científica desde hace mucho tiempo de la influencia grave que tiene la polución de ruido en el descanso de la persona. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la polución por ruido, es decir la contaminación sonora, como la tercera en importancia, detrás de la contaminación del aire y del agua. Detrás de estos problemas viene en tercer lugar la contaminación sonora.

    ¿Qué es lo que produce? Provoca dos tipos de daño en las personas. Por un lado el daño en la audición. Está demostrado que el oído interno, que es donde se percibe el sonido, tiene un número limitado de células que no se reponen, es decir que cada célula que se destruye es capacidad auditiva que perdemos, y el traumatismo sonoro es una de las causas más importantes de pérdida de células nerviosas que no se reponen. Por eso es un tema típicamente de prevención, porque una vez que se instala el daño en el aparato auditivo es prácticamente imposible recuperarlo.

    ¿Tampoco se recupera con audífono? En grados severos no. En casos leves ayuda pero a veces ni siquiera con audífono, por eso se trata de prevenir cualquier tipo de daño en el órgano de la audición, que es progresivo e irreversible y está en directa relación con la cantidad de ruido que se escucha, a la duración que uno se expone al nivel de ruido que produce daños, y a factores individuales, porque no todas las personas son igualmente susceptibles de sufrir daños con el mismo nivel de ruido.

    Si se pone una cantidad equis de personas expuestas al mismo nivel de ruido, algunas sufrirán un daño y a otras no les pasará nada. ¿Cuál es el nivel de ruido cotidiano que comienza a producir daños al ser humano? Se ha establecido un límite de 90 decibeles para una exposición de 8 horas, pensando en la parte laboral. Es decir que en un trabajo con máquinas que producen mucho ruido, un trabajador no debería estar expuesto por más de 8 horas a niveles de ruido que superen los 90 decibeles. A medida que más tiempo se pasa expuesto a esos niveles, hay que reducir la cantidad de exposición al mismo, llegando a un nivel de 110 decibeles es recomendable no estar expuesto más de media hora.

    ¿Cuánto es 110 decibeles? Cuando se habla con otro cuchicheando se llega a 20 decibeles. El habla normal, una charla típica implica niveles de ruido de 40 a 50 decibeles. Ya lo que sería el ruido de un avión o un equipo de música muy alto tiene niveles por encima de los 120, 130 decibeles.

     

    No más de 80 decibeles

    En la naturaleza no existe ningún sonido persistente de más de 80 decibeles. El único lugar donde este nivel pasa en la naturaleza es en las cataratas y en su entorno no existe vida animal superior. Quiere decir que a los efectos de preservar la especie los animales se alejan de esos niveles de ruido altos, producidos por la naturaleza. Esto quiere decir que el oído humano no ha evolucionado tanto para proteger a las personas de los ruidos de la civilización moderna.

    ¿Qué pasa a la hora para dormir, está bien dormir con la radio encendida, o los jóvenes con el equipo a alto volumen o el televisor? Es mejor estar en el mejor silencio posible. En el sueño hay una fase que es esencial, que es la denominada De Movimientos Oculares Rápidos. Por ejemplo en los niños se ha demostrado que influye muchísimo que tengan esa fase de sueño profundo para un buen desarrollo del sistema nervioso central.

    Entonces niveles de ruido tan alto hacen que no logre tener esa fase de sueño profunda, y si logra dormirse lo hace con un sueño muy superficial que no lo ayuda a hacer los procesos normales que necesita el sistema nervioso. Esto trae un montón de consecuencias que han sido muy estudiadas. En los niños se estudió que quienes viven en pisos altos de edificios tienen mejor rendimiento escolar que niños que viven en viviendas sobre la planta baja, sobre todo cerca de avenidas. En los pisos altos llega menos el ruido del ambiente. Esto es algo que ocurre en todo el mundo, y por ejemplo el 30% de las ciudades italianas tiene más de 70 decibeles durante todo el día.

    El ruido que produce un caño de escape de los autos es de 80 decibeles, al igual que el de los camiones, el de una moto es de 70 decibeles. Todo esto genera un ruido ambiente que perjudica el descanso de las personas.

    Dentro de la casa, ¿qué nivel de ruido es tolerable? Las Naciones Unidas hacen recomendaciones que dentro de un dormitorio no puede haber más de 30 decibeles, y esto ha sido recogido por la legislación uruguaya, incluso a nivel municipal. Por conversaciones con técnicos de la Intendencia de Colonia y viendo la legislación se deduce que está muy bien porque dice que dentro del dormitorio no puede haber más de 30/35decibeles, en el comedor no más de 55 decibeles, dentro de un aula escolar no más de 35 decibeles. Entonces ya eso está legislado.

    ¿Y qué pasa con los espectáculos? En ese caso no podría haber más de 55 decibeles durante la noche, delante de la puerta del lugar donde se está efectuando ni más de 65 durante el día. En los espectáculos al aire libre solamente se admite los sábados y domingos y días feriados hasta las 5 de la mañana y los otros días hasta las 2 de la mañana, pero, aquí hay una clave, no puede haber más de 55 decibeles a 50 metros del espectáculo.

    Para medirlo están los famosos decibelímetros que tiene la comuna coloniense. También en Camoc tenemos y detectan fácilmente los niveles de ruido que se producen. El ruido, aparte del daño en el órgano auditivo que ya se dijo en general es irreversible, se produce una alteración en todo el organismo. Prácticamente no queda sistema del organismo que no esté afectado porque frente al ruido se produce una situación de estrés y esto genera una respuesta de todo el organismo con una descarga de adrenalina, de corticoides, se le acelera el corazón, tiene palpitaciones y alteraciones de la respuesta respiratoria, trastornos hasta digestivos y sicológicos vinculados a la ansiedad, producto del nivel de ruido.

     

    Dormir con la radio prendida

    ¿Qué pasa con los adultos que se duermen con la radio prendida debajo de la almohada, o los jóvenes que dejan prendido el equipo de música o la televisión? En cuanto a la radio si se pone muy bajita no afecta demasiado porque no llega a los 70 decibeles y es tolerable. Pero sí hay que tener cuidado con los equipos y la televisión demasiado fuerte. Además hay que tener mucho cuidado con los discman o los nuevos reproductores de mp3, que tienen una intensidad de sonido normal de 90 decibeles pero generalmente los jóvenes los usan más fuerte.

    Los jóvenes varones lo usan más fuerte que las jóvenes mujeres y más cantidad de tiempo. Por eso dormirse con eso es peligroso porque el oído es un órgano que funciona desde que nacemos hasta la muerte. El oído jamás descansa, aunque no se tenga conciencia porque se está durmiendo, el oído está escuchando y es muy sensible a esto.

    ¿Hay casos de alteraciones producto de exposición a altos niveles de ruidos? Sí, lamentablemente se ven muchos casos. En una primera etapa una de las cosas peligrosas es que el oído humano escucha en el rango de los 20 a los 20 mil ciclos por segundo. La frecuencia de la conversación humana está entre los 500 y los 1.000 ciclos por segundo, es muy baja.

    La primera etapa del daño producida por ruidos genera una caída de la audición en los 4 mil ciclos por segundo en tonos agudos, pero no afecta en principio la conversación. Un audiograma detecta inmediatamente que esa persona está perdiendo la audición, aunque ella no lo d
    etecte. En las etapas más avanzadas termina afectando la audición en conversaciones normales y allí la cosa es más complicada.

    ¿Cómo se pueden tomar medidas de protección ante la exposición a altos niveles de sonido? Hay que saber que el algodón seco no sirve, hay que ponerle vaselina por ejemplo o directamente comprar tapones de siliconas o de goma. Igual hay que tener en cuenta que estos elementos protegen hasta un 30 o un 40% y entonces es importante usarlos.

    En resumen: hay que tener mucho cuidado en los niveles de sonido a los que se expone, no sólo en la etapa del descanso sino también durante todo el día. *

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario