CANNABIS

Empresa uruguaya pionera en cultivo de cannabis no psicoactivo provee materia prima a yerbas

La empresa local BCBD-Medicinal fue la encargada de desarrollar una especie de cannabis con alto nivel de Cannabidiol (CBD).

planta-semillero-marihuana

La distribución en supermercados y comercios del país de la yerba mate con agregado de cannabis de las marcas “Abuelita” y “Cosentina” ya es una realidad y los consumidores pueden acceder al innovador producto, que se distingue por incluir cannabis no psicoactivo, cuyo componente principal es el Cannabidiol (CBD).

La empresa BCBD-Medicinal fue la encargada de diseñar el proceso de incorporación del CBD al producto recientemente lanzado y proveer a las firmas con la materia prima de primera calidad.

Formada en 2014, se trata de la primera y única empresa en Uruguay que cuenta con una especie de cannabis no psicoactivo con genética propia, desarrollada, registrada y reconocida a nivel internacional.

Esta genética, cuyo contenido de CBD alcanza o superan el 8% y una mínima cantidad del componente psicoactivo, es demandada por el creciente uso del CBD con fines nutricionales y medicinales.

Su plan de producción incluye, además del cannabis no psicoactivo, 25 especies de  plantas y cinco de micro-algas que aportan moléculas las que,  individualmente o combinadas, atraen  el interés  de los principales laboratorios internacionales.

A su vez, el grupo se ha puesto como objetivo desarrollar una extensa cantidad de artículos y procesos con CBD como materia prima para su incorporación a alimentos, bebidas, cosméticos, así como a productos destinados a mejoras del bienestar del ser humano, mascotas y caballos.

Debido a su departamento de investigación y desarrollo especializado en la búsqueda de mejoras genéticas y de producción, la firma hoy cuenta con más de 20 marcas registradas  así como  varias genéticas diseñadas para lograr  diferentes características.

Innovaciones

La empresa se encuentra en el proceso de patentar, tanto a nivel local como en el extranjero, cuatro innovaciones que incluyen: un nuevo método de cultivo combinado de 25 especies medicinales, incluyendo el cannabis no psicoactivo y cinco tipos de micro-algas,  que aportan moléculas que, combinadas con el CBD, confieren a sus desarrollos e innovaciones características únicas.

También patentará un sistema integrado de cultivo que reduce en un 95% la energía consumida por concepto de iluminación y procedimientos de producción que permiten la generación de plantas con alto contenido de CBD. Estos registros y patentes en el exterior colocan a  Uruguay no sólo como productor primario sino también como  innovador a nivel de los países más desarrollados.

Asimismo, la compañía se encuentra construyendo su  planta de extracción de aceite de CBD  con una capacidad de producción de 2.000 litros por mes.

Las instalaciones estarán acordes con las normas internacionales GMP (buenas prácticas manufactureras) que se aplican a la fabricación de cosméticos, nutracéuticos, alimentos y complementos nutricionales, así como con los requisitos exigidos por las regulaciones locales.

A partir de marzo de 2018, la compañía comenzó en su finca de Canelones la primera cosecha a nivel industrial de más de 7000 plantas.

Proyecta para la próxima temporada  la recolección  de más de 40.000 plantas. La biomasa cosechada se destinará a la producción de aceite, salvo las flores que se exportarán principalmente a Europa, donde hay una sostenida demanda para flores con alto contenido de CBD sin efecto psicoactivo.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje