A LO TESLA

Inventan dispositivo que extrae electricidad del aire

Suena sospechosamente parecido a la aparatología que usaba Nikola Tesla: se trata de un sistema para extraer electricidad del aire fino, según comunicó esta semana el MIT.

Foto: MIT
Foto: MIT

Súbitos cambios de temperatura -grandes y pequeños- suceden a nuestro alrededor todo el tiempo, y los científicos han ideado una máquina que puede atrapar esas fluctuaciones en electricidad, de forma que alimenten sensores y dispositivos de comunicación casi de la nada.

La recolección de energía se realiza a través de lo que se llama un resonador térmico: un dispositivo que captura calor en un lado y lo irradia hacia el opuesto. A medida que ambos lados intentan alcanzar el equilibrio, la energía puede capturarse mediante el proceso conocido como termoelectricidad.

Según el equipo del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), el nuevo resonador térmico podría mantener algún aparato pequeño o cualquier dispositivo fuera de la red eléctrica durante años, simplemente usando oscilaciones de temperatura del medio ambiente, como las naturales entre la noche y el día, por ejemplo.

Foto: MIT
Foto: MIT

A lo Nikola Tesla

Este invento del MIT es parecido a la tecnología que desarrolló el científico Nikola Tesla en 1891. Este sistema podía distribuir energía eléctrica por el aire con su famosa Bovina de Tesla, y esta era captada incluso por lámparas o bombillas que estaban simplemente enterradas en el suelo

“Básicamente, inventamos este concepto de la nada”, dice Michael Strano, uno de los investigadores. “Hemos construido el primer resonador térmico”, aseguró.

“Es algo que puede sentarse en un escritorio y generar energía a partir de lo que parece ser nada. Estamos rodeados de fluctuaciones de temperatura de todas las frecuencias diferentes todo el tiempo. Estas son una fuente de energía sin explotar”.

“Es algo que puede ponerse en un escritorio y generar energía a partir de lo que parece ser la nada. Estamos rodeados de fluctuaciones de temperatura de todas las frecuencias todo el tiempo. Estas son una fuente de energía sin explotar”, añadió.

Cuando se probó, con una diferencia de temperatura de 10 grados centígrados entre la noche y el día, una pequeña muestra de material produjo 350 milivoltios de energía potencial y 1,3 milivatios de potencia, lo que es suficiente para mantener en funcionamiento sensores o sistemas de comunicaciones pequeños. El MIT continuará desarrollando la tecnología para lograr captar y generar más electricidad.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje