Imprimir

Destinarán 500 policías al patrullaje exclusivo de toda la zona fronteriza del país

El Ministerio del Interior destinará 500 policías más al Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO), efectivos que a partir del 1º de enero se desempeñarán en las zonas fronterizas del país y que se sumarán a los casi 1.000 que patrullan los barrios más conflictivos de Montevideo, Canelones y San José.

policia

Con la finalidad de combatir el delito, el Ministerio del Interior aplicó tres medidas esenciales, ellas son: modificaciones legales, instalación de cámaras de video-vigilancia en zonas de alta concentración de personas, y la aplicación del PADO, herramienta que implica la presencia policial durante gran parte del día en los barrios más conflictivos de Montevideo y el área metropolitana.

Con respecto al funcionamiento del PADO, su aplicación comenzó en determinadas zonas de Montevideo, Canelones y San José, para lo cual se destinaron 998 efectivos.

“Ello implicó un descenso de las rapiñas de 22%, con segmentos que alcanzan el 70%”, aseguró el director nacional de Policía, Mario Layera.

Recordó que el cupo de personal para integrar el PADO “casi está completo, porque era de 1.000 efectivos, a los que se suman funcionarios de la Dirección Nacional de Guardia Republicana como otra unidad que trabaja en las jurisdicciones de las jefaturas de Montevideo, Canelones y San José”.

500 cupos más para zonas de frontera

Layera informó que en el 2018 el PADO se extenderá a otras áreas del país, según difundió Presidencia de la República.

Aseguró que la Policía tomó la decisión de extender el programa en 500 cupos más, a fin de cubrir las jefaturas en áreas de frontera, es decir: “Paysandú, Salto, Artigas, Rivera, Cerro Largo, Rocha, Maldonado y Colonia, departamentos que serán cubiertos a partir del 1° de enero de 2018”,

“Si bien no tienen una demanda en cuanto a delitos, se deben cubrir para que no exista desplazamiento de los mismos”, explicó el jerarca policial.

El PADO

El PADO combina una fuerte presencia policial en sitios con altos índices de ocurrencia de delitos. Es una herramienta de “prevención y disuasión”.

Armoniza “el estudio sistemático y la georreferenciación de los delitos con un despliegue policial con alta capacidad de adaptación y movilidad”.

Según indicó Layera, el programa “aterriza el conocimiento y metodología científica para desplegar personal que trabaja diferente, tiene otra actitud, y está presente en horarios y zonas que la Unidad de Análisis Criminal estudió y analiza los eventos”.

Se utiliza personal de a pie en grupos de a tres, en segmentos no mayores a 100 o 200 metros de distancia sobre una calle. En caso de que se registre un evento crítico, reciben el apoyo de móviles asignados al circuito.

El último informe elaborado por Latinobarómetro indicó que la confianza de la ciudadanía uruguaya en la Policía es una de las mejores de Latinoamérica, con más del 50% de aprobación.

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión