PIRATERÍA

Uber reconoce robo de datos de 57 millones de usuarios

La compañía de transporte colaborativo pagó a dos hackers para que les ayudaran a ocultar el ciberataque que vulneró la confidencialidad de millones de usuarios en todo el mundo.

Uber funciona actualmente en Montevideo. Foto: Carlos Loría - LARED21
Uber funciona actualmente en Montevideo. Foto: Carlos Loría – LARED21

La aplicación de transporte privado, Uber, aceptó que fueron víctimas de un ataque cibernético que expuso datos personales de 57 millones de usuarios y conductores de todo el mundo.

La empresa emitió un comunicado de prensa en el que el consejero delegado, Dara Khosrowshahi, que llegó al cargo el pasado agosto, mostró la anuencia de la compañía a ser “honestos” y “transparentes”, y a trabajar en reparar los errores del pasado y daños a los usuarios.

En el texto detallan que dos individuos ajenos a Uber accedieron a las bases de datos de la app y fueron capaces de descargar y hacerse de datos de 57 millones de usuarios de todo el mundo, incluyendo nombres, direcciones de correo electrónico y números de teléfono. Dentro de esta cantidad están incluidas informaciones sensibles de 600.000 conductores de Estados Unidos, cuyos números de libreta de conducir, la forma de identificación más habitual en este país, también fueron robados por los piratas.

Pagaron para ocultar el problema

De acuerdo a publicaciones de la agencia Bloomberg, Uber estaba en la obligación de informar a las autoridades lo sucedido, sin embargo optaron por pagar 100.000 a los hackers para que eliminaran los datos obtenidos y se mantuvieran en silencio.

Khosrowshahi se apresuró a aclarar que no hay indicios de que se hayan robado números de tarjetas de créditos o cuentas bancarias, datos de seguridad social (el número de identificación oficial de EE.UU.) o historiales de los viajes de los usuarios.

”Quizá te preguntes por qué estamos hablando de esto ahora, un año después. Yo me hice la misma pregunta, así que inmediatamente pedí una investigación exhaustiva sobre lo que sucedió y cómo fue manejado”, indicó el consejero delegado que toma el fierro caliente de una empresa con serios problemas causados por la junta directiva anterior, casi toda expulsada actualmente.

Explicó que los dos empleados que lideraron la respuesta a la crisis del ataque ya no trabajan en Uber, y que ya se hicieron las notificaciones respectivas a las autoridades.

”Nada de esto debería haber pasado y no voy a poner excusas por ello. A pesar de que no puedo borrar el pasado, me puedo comprometer en nombre de cada empleado de Uber que aprenderemos de nuestros errores”, concluyó Khosrowshahi.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje