LA ARTERIA PRINCIPAL

Oposición se planta frente a las reformas a la 18 de Julio

La propuesta de la Intendencia de Montevideo sigue chocando con pared frente a una montaña de cuestionamientos de líderes opositores, entre ellos el ex presidente Julio María Sanguinetti.

Ómnibuses circulando por la 18 de julio. Foto: Carlos Loría - LARED21
Ómnibuses circulando por la 18 de julio. Foto: Carlos Loría – LARED21

Distintos representantes de partidos de la oposición se oponen al proyecto de la Intendencia de Montevideo para hacerle un lavado de cara y un cambio de uso a la avenida 18 de Julio.

En un reciente informe respaldado por el presidente de CUTCSA, Juan Salgado, y líderes del Partido Colorado (entre ellos el ex presidente Julio María Sanguinetti y el edil nacionalista Daniel Martínez) se sostiene que “todo proyecto debe salvar una evaluación en términos de pertinencia; máxime cuando el mismo es financiado con recursos públicos y supone, además, cambios significativos en la principal avenida del país, algunos de los cuales no serán fáciles de revertir”.

En el texto salta una pregunta retórica con su respectiva respuesta: “¿Cuál es el problema o limitante que propone resolver la propuesta? Y en caso que existiera, ¿qué orden de magnitud o importancia tiene el mismo? La respuesta es: ¡ninguno!”.

“Actualmente no existe un problema real y de magnitud considerable en la Avenida 18 de Julio, ni para los conductores ni tampoco para los peatones”, se lee más adelante en el documento.

Choque con la oposición

La idea de la Intendencia de Montevideo es hacer cambios profundos en el uso que se le da a la principal arteria de la ciudad. Entre ellos, dejarán de circular vehículos particulares para ensanchar las veredas, disminuyendo la superficie de la calzada vehicular e incorporando una bicisenda en el centro.

“Actualmente no existe un problema real y de magnitud considerable en la Avenida 18 de Julio, ni para los conductores ni tampoco para los peatones”, dice el documento, agregando que todo esto traería “riesgos importantes” ante eventos como accidentes que requieran intervención de ambulancias, policías o bomberos. “Sería casi imposible circular a alta velocidad por la calle, y el sistema de dársenas propuesto no resuelve adecuadamente el tema”, critica.

Para el sector nacionalista, el uso de recursos públicos para este proyecto genera dudas y creen que esos dineros deberían asignarse a otros particulares “por la realidad de los problemas que tiene la ciudad y que su gente padece cotidianamente”.

Aunque la inversión no es multimillonaria (4 o 5 millones de dólares, aproximadamente), “el costo estimado no es una cuestión central en sí misma, pero sí serían materia de discusión los avances que se podrían obtener con esos mismos recursos si son aplicados para resolver otros problemas que tiene la ciudad y que afectan la vida diaria de las personas”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje