Imprimir

63% de docentes opinan que la violencia física se presenta en forma frecuente en los niños

En un estudio binacional realizado en centros educativos de Montevideo, Uruguay y de Ciudad Juárez, México, se detectó que las maestras tienen la percepción de que la violencia forma parte de la vida diaria de los estudiantes.

Foto de archivo con fines meramente ilustrativos

Foto de archivo con fines meramente ilustrativos

Este viernes se presentó en el Centro Cultural de la Embajada de México en Uruguay, en Ciudad Vieja, los resultados del proyecto binacional “Arte, Derechos Humanos y Convivencia Ciudadana”, un plan que se aplicó a lo largo de dos años en escuelas de localidades de Montevideo y fue replicado en la ciudad Juárez, en el estado mexicano de Chihuahua.

En dicho estudio se atacó un problema focal central: la situación de los niños que viven y reproducen discriminaciones múltiples que se naturalizan en su día a día. Son menores que padecen tratos desiguales producto de las diferencias que poseen, y que son víctimas de la segmentación diferenciada que se hace a la hora de acceder a productos culturales.

Según el estudio, los modelos pedagógicos predominantes no están suficientemente vinculados con la educación en Derechos Humanos, al tiempo que en la experiencia en el aula se prioriza excesivamente lo académico racional, en detrimento de lo psicoafectivo y no se ofrecen suficientes contenidos curriculares que tienen que ver con las artes.

La violencia en la vida diaria de los niños

En el estudio se tomaron poblaciones escolares de los centros educativos montevideanos:

  • Jardín N° 237, zona oeste, barrio Capurro.
  • Escuela N° 33, zona centro, barrio Reus.
  • Escuela N°97, zona este, barrio Parque Guaraní

Y de los centros educativos de Ciudad Juárez: 

  • Escuela primaria Jean Piaget, Colonia Bello Horizonte.
  • Preescolar Miguel Huerta, Colonia Gobernadores, km. 28.
  • Preescolar Teresa de Calculta, Colonia Gobernadores, km 20.
  • Preescolar Pedro Alvarado, Colonia Colinas del Norte.
  • Preescolar María Cristina Zúniga, Colonia Praderas del Sol.

Conclusiones del estudio

Según los datos que se desprenden del proyecto, 63% de las docentes opinan que la violencia física se presenta en forma muy frecuente, frecuente o regular.

81.4% sostiene que la violencia verbal se presenta en forma muy frecuente, frecuente o regular, y que en la violencia que experimentan en general los menores, esta es la forma más frecuente.

61.1% consideran que la violencia sexual no se presenta o se presentan en forma poco frecuente.

El 38.9% de las educadoras entrevistadas afirman que la discriminación se presenta en forma muy frecuente, frecuente o regular, y que los niños están expuestos a los siguientes estereotipos culturales:

  • 29.6% por el color de la piel.
  • 22.2% por estereotipos de género.
  • 20.4% por estereotipos de raza

55.5% de los educadores consideran que ellos y sus colegas se encuentran “indefensos” ante los problemas de violencia y discriminación, en tanto carecen de herramientas efectivas para combatirlos.

Complementar arte y educación

En la investigación, el 88.7% de las docentes está de acuerdo con la afirmación “la creatividad es innata”, y la mayoría concordaron con que las materias artísticas son las que ayudan a desarrollar la creatividad. Solo algunas reconocen que no es una materia sino la forma de enseñanza y la actitud lo que permite el desarrollo creativo.

Varias entrevistadas opinan que los niños y niñas se encuentran con los mismo factores limitantes para la expresión de las emociones o de la efectividad. Esta convicción pone en evidencia cierta dificultad para distinguir y estructurar una estrategia pedagógica tomando en cuenta los principios de igualdad, equidad y diversidad.

Recomendaciones

El estudio presentó una serie de recomendaciones a los docentes y padres de familia, que trabajaron estrechamente, para lograr revertir las consecuencias de la violencia a la que están expuestos los niños.

Entre otras cosas se implementaron talleres de artes plásticas que incentivaron los dotes creativos de los menores, y talleres de teatro en horas extracurriculares, a los que tuvieron que asistir los padres o tutores y colaborar en la producción de puestas en escena.

Después de la aplicación de estas y otras ideas, se constató una reducción en los efectos de la violencia en los estudiantes, al tiempo que se notó una sensibilización importante en quienes participaron de los talleres y actividades relacionadas.

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión