Imprimir

Ministra de Medio Ambiente reconoce que toda la cuenca del río Negro está contaminada

La Ministra de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida De León, reconoció que toda la cuenca del río Negro “está contaminada”, pero aseguró que si la empresa finlandesa UPM instala su segunda planta de celulosa en Uruguay, entonces el Gobierno trabajará en conjunto con la compañía para mejorar “todo el sistema del río Negro”.

Minidstra de Medio Ambiente, Eneida De León.

Ministra de Medio Ambiente, Eneida De León.

Luego del Consejo de Ministros de este lunes 15 de mayo, la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida De León, se refirió a los controles ambientales que se realizarán a la eventual segunda planta de celulosa de UPM, que se instalaría en la ribera del río Negro.

En cuanto a las preocupaciones medioambientales, el presidente de la República, Tabaré Vázquez, ha manifestado al Gabinete Ministerial de Competitividad la necesidad de diseñar acciones concretas para mejorar la calidad del río.

La ministra De León dijo este lunes a la prensa que se intercambia información con UPM sobre eventuales impactos ambientales, pero remarcó que “las exigencias medioambientales del Gobierno para con la compañía, serán las mismas que se tienen para con otras empresas de estas mismas características”.

“Nos preocupa igual que cualquier otra industria, por ejemplo todas las que están instaladas en las cercanías del río Santa Lucía”, remarcó la jerarca.

Se refirió a la importancia de controlar el nivel de eutrofización que son los nutrientes que provocan un aumento del fósforo en el agua y, por tanto, pueden producir floraciones algales, es decir un aumento desproporcionado de cianobacterias.

“Toda la cuenca del río Negro está contaminada. Por eso hay que trabajar para mejorarlo y si se llega a instalar UPM II vamos a trabajar en conjunto con la empresa, para mejorar todo el sistema del río negro”, aseguró la ministra de Medio Ambiente.

Según trascendió días pasados, la nueva planta de UPM aportaría una carga de fósforo de entre 2% y 3% de los niveles actuales que tiene el río negro.

La sección Limnología del Instituto de Biología, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República define las floraciones algales como “eventos de multiplicación y acumulación de las microalgas que viven libres en los sistemas acuáticos, o fitoplancton”.

Los factores que favorecen el desarrollo de cianobacterias también son la “eutrofización” de los sistemas acuáticos debido al incremento de los niveles de nutrientes, principalmente nitrógeno y fósforo.

Ello ocurre por aportes de aguas residuales domésticas o industriales no tratadas, con alto contenido de nitrógeno y fósforo, vertidas directa o indirectamente a los sistemas acuáticos.

Pero también por aportes difusos de aguas provenientes del lavado de suelos de áreas cultivadas y fertilizadas con ambos componentes químicos, de suelos deforestados o de campos con ganadería (ya sea extensiva o tambos).

Advertencias

Días pasados el senador del Partido Nacional, Jorge Larrañaga, expresó en cuanto a la eventual instalación de UPM II que hay que considerar todos los impactos, no solo la rentabilidad económica, sino también la rentabilidad ambiental. “Deben brindarse todas las garantías de cuidado al medio ambiente y de los recursos naturales, como el agua”.

En un pedido de informes que el legislador remitió al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, relata que los científicos Luis Aubriot y Guillermo Chalar, de la sección Limnología del Instituto de Ecología y Ciencias Ambientales de la Facultad de Ciencias, advirtieron que el río Negro “está en una situación ambiental crítica”.

Los mismos señalan que “el límite máximo de fósforo que la normativa uruguaya tolera para los ecosistemas acuáticos es de 25 microgramos por litro. El río Negro tiene una concentración de entre 80 y 90 microgramos por litro”.

Las cianobacterias, que tienen efectos tóxicos para animales y humanos, se forman cuando hay concentraciones de fósforo de entre 30 y 50 microgramos por litro. Agregan que esto explica “la fuerte presencia que tienen estas sustancias tóxicas en el río Negro, que han determinado incluso la muerte de ganado por beber agua”.

Los expertos señalaron que los embalses del río Negro potencian este efecto perjudicial. En la medida que el funcionamiento de los embalses es muy irregular y retienen el agua mucho tiempo, se favorece el crecimiento de algas tóxicas, particularmente en Palmar, embalse que recibe todos los efluentes.

Asimismo, los científicos señalaron que el impacto de una planta de celulosa del volumen de UPM II “sería muy significativo, amplificando el fenómeno de las cianobacterias, en perjuicio de la toma de agua por parte del ganado y dificultando la potabilización para uso humano”. La instalación de la pastera en la zona de Paso de los Toros aumentaría entre 4 % y 8 % el nivel de fósforo del río, consideran, según información que proporcionó el legislador blanco.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión