INCLUSIÓN

Cada vez más empresas uruguayas brindan oportunidades laborales a personas con discapacidad

La inclusión laboral de personas con discapacidad en diversas empresas del área privada y también pública es una práctica que se viene aplicando en el Uruguay desde al menos los últimos quince años. De este modo nuevas firmas incorporan personal con capacidades diferentes. 

La Ley 18.651 de “Protección integral de personas con discapacidad”, del año 2010, establece un sistema de “protección integral” a las personas con discapacidad, tendiente a asegurarles su atención médica, educación, rehabilitación física, psíquica, social, económica y profesional y su cobertura de seguridad social.

También dispone otorgarles beneficios, prestaciones y estímulos que permitan neutralizar las desventajas que la discapacidad les provoca y les dé oportunidad, mediante su esfuerzo, de desempeñar en la comunidad un rol equivalente al que ejercen las demás personas.

En ese marco, empresas privadas como Ta-Ta, Mr Bricolage y Scotiabank han optado por incorporar a su plantilla personal con capacidades diferentes.

Testimonios de representantes de diversas firmas que llevan adelante una política de inserción destacan los resultados positivos tanto desde el punto de vista laboral como de inclusión.

Estela Molina, gerente de Ta-Ta, sucursal Yaguarón, asegura que se comenzó con la experiencia de trabajar con chicos con síndrome de Down en el año 2010, lo cual califica como “muy positivo”.

Asimismo, Natalia Hernández, gerente de Ta-Ta – Cordón, dijo que ha sido una experiencia “muy buena y de gran integración en el marco laboral”.

Por su parte, Verónica Torres, jefa de desarrollo organizacional de Ta-Ta, manifestó su beneplácito con el programa de inserción de chicos con capacidades diferentes, el cual -aseguró- lleva 15 años de aplicación con 20 jóvenes que se desempeñan en todas las sucursales de la firma en todo el país.

“Es un programa de inserción para el trabajo que ha tenido impactos positivos en el equipo, porque ha aportado mucho a la integración y la aceptación de las diferencias”, remarcó Torres.

Mientras que Virginia Fasano, gerente del área de gestión humana de Ta-Ta, resaltó que es una “filosofía de trabajo”.

Subrayó que existe una “diferencia entre ser una empresa más y una firma responsable con la comunidad y basada en valores, equidad, inclusión social y posibilidades de desarrollo”.

“Los invitamos a animarse y a transitar este camino como nosotros”, expresó Fasano.

En diálogo con LARED21TV, Virginia Fasano recordó que el programa comenzó en el área 2000 a instancias del gerente general. A partir de ahí, sostuvo, “trabajamos muy fuerte en la autonomía y la independencia de estas personas, realizando un proceso de análisis y maduración”.

La gerente de gestión humana resaltó la importancia de trabajar en la autonomía de los jóvenes lo que es considerado como uno de los mayores desafíos para esta empresa.

tata-aniversario
Supermercados Ta-Ta cumple 15 años en el programa de inclusión laboral de personas con capacidades diferentes y es la mayor empresa empleadora de jóvenes con Síndrome Down de nuestro país.

“Trabajamos mucho en su autonomía, el mayor desafío para nosotros justamente pasa por ahí, impulsándolo para seguir adelante y que es posible su independencia, sus horarios y sus nuevos amigos, pero además sus ingresos (lo cual) es un apoyo para su propia familia”.

Testimonios

Gustavo Silva tiene 38 años es auxiliar de ventas atención al cliente en Mr Bricolage. “Muchas personas como nosotros merecen la oportunidad, ser tenidos en cuenta” expresa.

Laura Benítez de 23 años tiene discapacidad visual y trabaja como operadora de central telefónica de Scotiabank Uruguay desde hace dos años.

Nicolás Pan, repositor en salón de ventas de Ta-Ta instó a las empresas a que se animen a trabajar con chicos con síndrome de down porque nos ayudan y nos apoyan

“Satisfacción espiritual”

Por otro lado, Sonia Álvarez, gerente de sucursales de Mr.Bricolage recordó que desde hace más de 15 años que la compañía trabaja con personas con discapacidad ya que la empresa notó que en la sociedad había un “hueco” para que estos chicos pudieran tener un trabajo formal.

“Al principio pensamos que iba a ser dificilísimo, pero aprendemos todos los días de ellos”, reconoció.

Resaltó que está demostrado en los hechos que “es posible generar oportunidades, sin que ello distorsione el funcionamiento de la empresa. Los chicos nos dan todos los días una clase de valores y amor”.

Por su parte, Federico Franceschi, Gerente de Contact Center de Scotiabank afirmó que  “nuestra experiencia con el proyecto Ágora y con la Unión Nacional de Ciegos comenzó en junio de 2007. El proyecto Ágora pretende ser una herramienta para conseguir el primer trabajo a personas con capacidades de diferentes ya sea no videntes o personas con visión limitada.

“En base a los resultados obtenidos invito a todas las empresas del Uruguay a que participen de este tipo de proyectos no solo desde el punto de vista de responsabilidad social sino porque le van a dar grandes resultados y no se van a arrepentir porque la actitud que ponen estas personas, las ganas de trabajar y superarse hacen la diferencia en el día a día”.

Durante toda la recorrida realizada por LARED21 y en todas las charlas realizadas con los responsables y con los propios chicos, hemos podido constatar la alegría de los jóvenes pero también de las empresas quienes (al decir de Virginia Fasano) consideran que “el beneficio tiene que ver con la satisfacción espiritual y del alma que ellos nos llenan enseñándonos cosas todos los días”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje