1º DE MAYO EN URUGUAY

Gravar al capital y grandes ganancias, salario mínimo de $ 15 mil y oposición al TISA son algunas propuestas del PIT-CNT

El PIT-CNT plantea este 1º de mayo, en el marco de nuevo acto en conmemoración del Día de los Trabajadores, diversas reivindicaciones entre las cuales se destaca gravar al capital y las grandes ganancias, exonerar aguinaldos y salario vacacional del Impuesto a las Retribuciones de las Personas Físicas (IRPF), fijar un salario mínimo de 15 mil pesos, y destinar un 6% del Producto Bruto Interno (PBI) para la Educación, a la vez manifiesta su “firme oposición” a la firma del Acuerdo en Comercio de Servicios (TISA por sus siglas en inglés).

“La columna vertebral de la situación en la que se encuentra el Uruguay  está en la “clase obrera organizada”.

Este viernes se conmemora un nuevo Día Internacional de los Trabajadores, instancia que recuerda a los ocho mártires de Chicago.

La consigna del PIT-CNT, en su acto central que se desarrollará en las inmediaciones del Palacio Legislativo a partir de la hora 10, es: “¡Ni un paso atrás! un tiempo de cambios no se puede parar”.

En ese marco, la plataforma reivindicativa de la central única de trabajadores se refiere a que el Presupuesto quinquenal, que aún analiza el gobierno, apunte a “más desarrollo industrial”. También plantean que el Fondo de Desarrollo (FONDES) esté al servicio de los proyectos obreros.

Por otro lado, el sindicalismo propone “gravar al capital y a las grandes ganancias” y en el marco de la discusión de las modificaciones al IRPF “exonerar aguinaldos y salario vacacional”.

También reclaman un salario mínimo nacional de 15 mil pesos, luchar por la defensa de los puestos de trabajo y por el 6% del PBI para la Educación.

Otros de los aspectos centrales del PIT-CNT es su oposición al TISA y apelar a mayor inversión pública.

La gremial de trabajadores también propone profundizar el Sistema Nacional Integrado de Salud y exonerar del pago de tickets y órdenes.

La torta grande es que se grave más al gran capital

El coordinador del PIT-CNT y responsable del Departamento de Relaciones Internacionales, Marcelo Abdala, dijo -en declaraciones exclusivas con LARED21- que el acto de este 1º de mayo es una “movilización importante que planteará la perspectiva de los trabajadores”.

El sindicalista indicó que el fondo del asunto se encuentra en “no caer” en la tendencia que a veces existe en el país y a la que ha hecho referencia el pensador uruguayo Carlos Real de Azúa en su obra: “El impulso y su freno”. En su trabajo, Real de Azúa se refiere  al agotamiento del impulso modernizador y progresista del primer batllismo. El freno “conservador” que agotó a este impulso habría llevado a la “involución” social que experimentó Uruguay en la segunda mitad del siglo XX.

“No estamos en tiempo de frenar el proceso de cambio, sino de profundizarlo”, remarcó Abdala.

En ese marco, ejemplificó que la central sindical quiere promover una matriz productiva “más compleja que dé un salto desde el punto de vista de contenido tecnológico,  de modo tal de lograr más y mejores fuentes de trabajo”.

Con respecto a la eventual participación de Uruguay en el TISA, acuerdo con el cual el gobierno está de acuerdo, dijo que no se trata de demonizar una herramienta con la que el PIT-CNT está en contra, sino en saber qué debe hacer Uruguay por juntarse con América Latina.

“Porque solos en un ámbito como es el TISA, en el cual Uruguay deberá lidiar  con la Unión Europea y los Estados Unidos, es como estar en horno. Por ello es que sería diferente si todos los países se juntan en América Latina”, aclaró Abdala.

Aclaró que la unión de América Latina no debe ser para participar en el TISA, sino para priorizar la inserción internacional del continente.

“La vida dirá si las exigencias de estar en ese ámbito generan mayores perjuicios que los presuntos beneficios”, sentenció Abdala.

Sobre los posibles perjuicio que el acuerdo podría tener para Uruguay, dijo que ello viene “sesgado hacia los intereses de las grandes corporaciones financieras trasnacionales”.

“Nos cuesta mucho creer que se puedan defender nuestros intereses ofensivos y salir indemnes de todo lo que el capital quiere regular para quedarse con aspectos importantes de nuestro desarrollo, en particular de las compras públicas, que no son un servicio, pero que es una de las actividades que se incluyen en el acuerdo”, indicó.

En ese marco rechazó que se pida “igual trato a las trasnacionales instaladas en el exterior que a las empresas uruguayas”. Dijo que “es importante que las compras del Estado puedan contribuir para que los proveedores nacionales realicen un aprendizaje tecnológico y generen dinámicas de trabajo”.

La cambios impositivos

Otros de los aspectos que por estas horas mantienen al gobierno y a la central sindical en “pie de guerra” se refiere los cambios que el Ejecutivo planteó en el IRPF.

Pero las modificaciones profundas a los que el PIT-CNT apunta en materia impositiva, hacen referencia a un planteo “radical”, en el sentido de mirar “la raíz del problema”, y en definitiva a “cómo se da un salto más en un sistema tributario en el que ‘quien tiene más pague más’”.

Es decir que “se grave más al gran capital en la perspectiva de un espacio general fiscal mayor, para que el Estado pueda cumplir su rol de desarrollo integral y el nuevo formato de acumulación pueda tener mayor margen para redistribuir recursos en igualdad y con desarrollo”.

Abdala reconoció que si bien la propuesta del gobierno de separar el aguinaldo del salario vacacional para el cómputo del IRPF es “un avance del Poder Ejecutivo”, de todos modos remarcó que la iniciativa del PIT-CNT “es mejor”, sin embargo, no prosperó.

“Nadie resolverá su vida con el planteo del gobierno, pero tampoco si se hubiera aceptado la propuesta del movimiento sindical”, reconoció, por tal motivo Abdala dijo que “La torta grande es que se grave más al gran capital”.

De todos modos, dijo que el PIT-CNT espera que el Poder Ejecutivo “entienda que el sindicalismo plantea una sensibilidad de volcar más beneficios a los salarios medio – bajos”, por lo que guarda la esperanza de que el Ejecutivo pueda devolverles una respuesta “positiva”.

Al ser consultado por las declaraciones del vicepresidente, Raúl Sendic, quien expresó que la comisión parlamentaria que estudia el proyecto recibiría al PIT-CNT “por cortesía”, pero que no hay margen para cambios, Abdala propuso “bajar la pelota” porque hace falta un poco más de “boliche, de conversación, para que se entiendan que hay roles distintos”.

“Quienes está en la gestión de gobierno deben gobernar, mientras que el Frente Amplio tiene la obligación de ubicarse una perspectiva estratégica, salirse de la gestión cotidiana y mirar para adelante en perspectiva estratégica”, dijo.

Asimismo, remarcó que el movimiento obrero organizado tiene por tradición el “derecho y la obligación de luchar por la reivindicaciones inmediatas de los trabajadores, pero en la tradición del Congreso del Pueblo, de un programa que satisface las necesidades de las grandes mayorías nacionales”. La dialéctica positiva entre estos distintos ámbitos es lo que da el avance en democracia.

Remarcó que la columna vertebral de la situación en la que se encuentra el Uruguay  está en la “clase obrera organizada”.

“Nuestra unidad fue anterior a las demás y eso no es por casualidad, porque hay un problema de clases. La gente cuando está en la dirección o gestión no debe perder ese cable a tierra que es dónde venimos y hacia dónde vamos”, indicó Abdala.

Salario mínimo

Por otro lado, Abdala se refirió a la propuesta de establecer un salario mínimo nacional de 15 mil pesos mensuales, iniciativa que la central de trabajadores planteará  en el marco de la primera reunión con el Ejecutivo para guiar los criterios con respecto a la próxima ronda de Consejos de Salarios.

El dirigente sindical aseguró que el gobierno acompaña la propuesta de cargar los ajustes salariales a los sectores más postergados. “Por lo menos en ese sentido el gobierno nos acompaña en tal aspiración. El movimiento sindical dará una mano para mejorar los salarios más rezagados”.

Al ser interrogado si la compleja situación económica internacional y el discurso de austeridad del gobierno para definir el presupuesto puede generar dificultades en las mejoras salariales, Abdala respondió que “la austeridad no debe agregar un problema que está ubicado en el frente externo”.

Aseguró que el aumento de la demanda interna “puede jugar un rol en mejorar la vida del pueblo y también de compensar las dificultades externas con la dinámica interna y eso es inversión de las empresas públicas, del Estado y es trabajo y salario”.

“Hay que tener una mirada desde el punto de vista de los efectos multiplicadores, porque una dosis de gasto público  eficientemente asignado en obras, repercute en forma positiva en más trabajo, seguros de paro que no se pagan e impuestos que se cobran”, expresó.

Insistió en que cuando está “complicado” el frente externo, las inversiones en obra públicas son muy importantes y también las exportaciones.

En ese sentido, dijo que el PIT-CNT propone que el Ministerio de Transporte reciba un importante porcentaje de recursos del presupuesto para reactivar las obras públicas o inversiones necesarias, como por ejemplo para “armar un polo de industria naval en el Cerro”.

También destacó las inversiones energéticas y en telecomunicaciones de las empresas públicas, porque aseguró que “ello retorna en trabajo, compra de pequeños comerciantes y productores, y más aún si se  engancha a las copras públicas para que maximice a los productores nacionales, porque si viene todo importado el impacto es menor”.

Enseñanza

En cuanto a la extensa reivindicación sindical de otorgarle a la Educación un 6% del PBI, dijo que ello es “posible”, y cuando se desarrolle la acción por el presupuesto nacional el PIT-CNT lo propondrá porque sin dudas es una “apuesta grande al desarrollo”.

Dijo que destinar más recursos para la enseñanza está relacionado “con qué tipo de infraestructura básica se desarrolla en las escuelas y liceos, qué tipo de salario deben tener los docentes y también en las mejores condiciones para los alumnos”.

De todos modos, Abdala manifestó que “ello tampoco alcanza, porque hay que darle en el clavo sobre qué concepción educativa se desarrolla para lograr un programa transformador que apunte al desarrollo productivo con justicia social y mixture trabajo con educación, en un plano superior que genere sujetos con conocimientos universales, pero también con calificación”.

NOTAS RELACIONADAS

Latinoamérica fortalece su unión a través de sindicatos y trabajadores en convocatorias multitudinarias el 1º de Mayo
Reducción del IRPF en aguinaldos y salario vacacional beneficiará a 133.000 trabajadores
Por Eduardo Galeano: 1º de Mayo: ¡Feliz Día de los trabajadores!
Historia original del 1º de Mayo, Día de los Trabajadores

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje