Imprimir

Ta-Ta transforma su primera tienda del barrio Cordón en un supermercado del siglo 21

El nuevo local de Tata Cordón realizará su re apertura este jueves 21 luego de un proceso de reforma edilicia que ha transformado a la tienda en un moderno supermercado.

Ta-Ta: el primer local en el barrio Cordón, un antes y un después

El local se encuentra en la avenida 18 de julio 1593, se trata de un salón de ventas de 970 m2. El “check out” contará con 11 cajas comunes y 3 cajas rápidas de un máximo 5 artículos, lo que permitirá una mayor agilidad.

Contará con una planilla de 80 personas, entre personal indirecto y empresas de limpieza y seguridad.

Según se informó desde la empresa, el personal recibirá formación profesional en las distintas áreas del comercio como: “atención al cliente, exhibición comercial, marketing, negociación, además de los cursos vinculados a los distintos oficios como lo son en el área de carnicería, fiambrería y rotisería”.

El nuevo y remodelado local de Tata Cordón contará con la réplica del formato supermercados con áreas destinadas en forma exclusiva para: “carnicería, fiambrería, panadería, rosticería, congelados, frutas y verduras,  además del surtido ‘non foof’”.

Los objetivos del nuevo local son, entre otros: posicionar a la compañía en el uso cotidiano, “es decir ser el supermercado de todos los días”, y como súper en Montevideo.

Antecedentes

El local de Tata Cordón tiene 56 años, por lo cual su deterioro fue notorio en muchos aspectos, tanto edilicios como de layout.

Al nacer como una tienda de venta de ropa y no comercializar productos de supermercado fue quedando inmerso en una transformación poco atractiva, ya que incorporó el surtido súper en un local pensado como tienda.

Por ello hubo que adecuar el layout, realizar laboratorios de frescos para la comercialización de estos productos y transformar toda la infraestructura. El local no contaba con el formato ideal para  ser un súper competitivo.

Las góndolas y parte de la infraestructura no estaban en buenas condiciones, por lo que para muchos la experiencia de compra no era lo mejor.

El check out no era cómodo para recibir el flujo de gente constante, no estaba diseñado para el ágil proceso de cobro, lo que causaba permanentes reclamos de clientes.

Por ello se decidió reacondicionar el local comercial. Se realizaron tareas de mantenimiento general, como ser aislaciones térmicas de techos, reacondicionamiento de pluviales y desagües de techo.

En planta baja se efectuaron tareas de cambio de pavimentos, cielorrasos, instalación eléctrica, sanitaria.

También se procedió a la ampliación del surtido de bebidas, con nuevo equipamiento de frío.

Se desarrolló un sector especial de rosticería, con elaboración propia y se eliminó el sector de cafetería existente en la entrada al local.

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión