Domingo 20 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Púgil sindical

    Biblioteca Nacional: a la Justicia pelea entre el gremio y la dirección

    El juez penal Huberto Álvarez pidió a la Policía antecedentes de lo ocurrido en la puerta de la Biblioteca Nacional, donde el enfrentamiento a golpes entre el director y sus acompañantes con el dirigente del gremio y sus adherentes, concluyó con la internación por infarto del secretario de la dirección, además de varios contusos.

    Martes 07 de agosto de 2012 | 10:08

    Biblioteca Nacional / montevideo.gub.uy

    La Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), acusó en un comunicado al director de la Biblioteca Nacional, Carlos Liscano, de haberse “burlado” de los trabajadores a los que “les faltó el respeto” al ingresar cuando la institución pública estaba ocupada por los funcionarios.

    “Asusta que personajes como el director de la Biblioteca Nacional se burle de los trabajadores (…) abrió la puerta de la Biblioteca e ingresó como si fuera su casa ¿No es esto una burla para los trabajadores? ¿Acaso no se les está faltando el respeto? ¿No es esto una clara violación a los derechos que todos los trabajadores de este país tenemos?”, se pregunta COFE.

    El comunicado afirma que el Ministro de Trabajo es cómplice de Liscano y le exige que “tome cartas en el asunto”, según publica el diario El País.

    Infartado “es mentira”

    El juez penal procura ahora que los policías de la seccional 5ª intervinientes en el hecho, le aclaren varios puntos. El magistrado incluso llamará a declarar a los sindicalistas, en tanto el asistente del director de la Biblioteca sufrió un infarto.

    El dirigente gremial Luigi Bazzano, afirma que el infarto “es mentira” y a su vez presentó un certificado médico que muestra que el sindicalista sufrió un “traumatismo muscular” en un brazo, durante los forcejeos en la puerta de la institución.

    Bazzano dijo también que se había reunido con el subsecretario de Educación, Óscar Gómez, y con el secretario general de COFE, Joselo López, con los que se evaluó lo ocurrido, y que se “planteó para el mejor relacionamiento entre los trabajadores y la administración, que sería positivo que Liscano no estuviera al frente de la Biblioteca Nacional”.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario