Jueves 24 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Domésticas bolivianas

    La policía cercó lujosa mansión en Carrasco para que el Ministerio de Trabajo verificara “trabajo esclavo”

    Por primera vez desde que entró en vigor la Ley que protege derechos laborales del servicio de labores domésticas, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social debió recurrir a la Policía para cumplir con una inspección.

    Viernes 03 de agosto de 2012 | 19:50

    Cerco policial en lujosa mansión de Carrasco

    Se trata de una residencia en Carrasco propiedad de un conocido empresario, cuyos moradores se negaron de plano a que los inspectores pudieran ingresar a la misma, donde tenían por cometido entrevistar a las trabajadoras domésticas –de origen boliviano- para establecer si las mismas se acogían a todos los beneficios previstos por la legislación vigente.

    La inspección se realizaba a instancias de una Organización No Gubernamental, que había denunciado la presencia de extranjeras, en condiciones de “esclavitud”, según dijo posteriormente el Ministro de Trabajo y Seguridad Social. De hecho, las ciudadanas bolivianas, prestaban servicio “con cama” sin estar inscriptas en el Banco de Previsión Social pero no existían condiciones esclavizantes, reconoció más tarde, el Secretario de Estado.

    Un procedimiento fuera de lo común

    Cuando los inspectores llegaron al lugar denunciado, los responsables de la casa en esos momentos se negaron a facilitar la entrada de los inspectores, por lo que éstos recurrieron a la Justicia y a la Policía, como lo habilita la Ley.

    La Policía cercó la manzana para evitar que, por alguna puerta fuera de las advertibles en la gran mansión, pudiera evadirse alguien. Sin embargo las puertas tampoco se abrieron para la autoridad.

    Media hora más tarde un abogado que se identificó como allegado a los propietarios del inmueble y posteriormente el empleador de las trabajadoras, llegaron a la finca, procediéndose a la inspección.

    De los primeros interrogatorios, surgieron una serie de contradicciones que evidencian irregularidades en la situación de las trabajadoras.

    No obstante, las mismas cobraban sueldo y tenían día de salida semanal libre, por lo que se descartó la eventualidad de una situación “esclavista”. En la jornada continuará la indagatoria para definir la situación legal y contractual de las empleadas, así como las responsabilidades y eventuales sanciones para el empleador.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario