*

LARED21 Regresá a la página de inicio LARED21 Regresá a la página de inicio Enviar Send Bien OK Buscar Search Usuario User Artículo Article Abrir en nueva ventana Open in new window
Iniciar sesión Registro
Último momento
Último momento

Respaldo ante Philip Morris

Medidas antitabaco de Uruguay obtienen fuerte reconocimiento internacional por su efectividad

La medidas antitabaco implementadas por Uruguay en 2006 y que le significaron una demanda de la tabacalera estadounidense Philip Morris International (PMI) son efectivas en la lucha contra el hábito de fumar, según un estudio internacional difundido el jueves.

Escrito por: Ana Inés Cibils

hs Actualizado a las hs

Dr. Tabaré Vázquez

El análisis fue realizado por el Proyecto Internacional de Evaluación de Políticas para el Control del Tabaco (International Tobacco Control Policy Evaluation Project, ITC Project), organismo internacional que evalúa en 23 países el impacto de las políticas promovidas por el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La investigación concluye que la estrategia antitabaco implementada por Uruguay ha tenido efectos positivos en la concientización sobre los daños que provoca el hábito de fumar y en reducir las percepciones erróneas sobre los cigarrillos “light” o “suaves”, entre otros aspectos.

El informe observa que cuando el país cambió las advertencias sanitarias en las cajetillas, que eran simbólicas y ocupaban el 50% de la superficie, por imágenes gráficas más directas y más grandes (80%), “hubo un incremento significativo en los indicadores de la efectividad de la advertencia”, como una mayor observación de las imágenes, reflexión sobre los riesgos sanitarios o comenzar a pensar en dejar de fumar.

Además, el 15% considera que los cigarrillos “light” o “suaves” son menos dañinos que los comunes, contra 29% previamente.

Según el estudio, dos tercios (65%) de los fumadores en 2011 respaldaba una acción aún mayor por parte del gobierno para combatir el consumo de tabaco, una visión que en 2006 tenía solo el 50% de los fumadores.

Además, más del 90% de los fumadores es consciente de que los efectos nocivos del humo de cigarrillo sobre niños y no fumadores. La cifra es especialmente alta comparada con países como el Reino Unido o Australia, donde menos del 80% de los fumadores es consciente de ello.

Por otra parte, el respaldo a la prohibición de fumar en todos los lugares públicos se ha incrementado fuertemente desde 2006. En ese sentido, el apoyo a la prohibición de fumar en lugares de trabajo se incrementó del 54% en 2006 al 90% en 2011.

No obstante, casi un cuarto (23%) de los fumadores indicó que se fumaba en ámbitos laborales, mientras que en restaurantes y cafés la prevalencia es del 6% pese a la prohibición.

Respaldo ante Philip Morris

“Estos hallazgos de creciente apoyo a leyes antitabaco luego de su implementación son consistentes con resultados del Proyecto ITC en Irlanda, Escocia, el resto del Reino Unido y Francia”, indicó Geoffrey Fong, profesor de la Universidad canadiense de Waterloo y jefe de la investigación del ITC Project, citado por el Proyecto.

Según Fong, el estudio muestra la efectividad de las políticas antitabaco de Uruguay, que se convirtió el 1 de marzo de 2006 en el primer país de América Latina en prohibir fumar en espacios públicos cerrados y es el que exige advertencias sanitarias más grandes (80%) en las cajillas de cigarrillos.

Las medidas llevaron a que Philip Morris demandara a comienzos de 2010 a Uruguay ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), dependiente del Banco Mundial, afirmando que el país violaba un tratado bilateral de inversiones con Suiza, donde tiene su sede la tabacalera.

La primera audiencia arbitral en el juicio está prevista para octubre.

Para Eduardo Bianco, presidente del Centro de Investigación de la Epidemia de Tabaquismo (CIET), que participó de la investigación, “son datos que van a reforzar la posición de Uruguay” en el litigio con Philip Morris, dijo a la AFP.

Bianco consideró no obstante que “los datos también muestran que debemos hacer más para proteger a los fumadores y no fumadores”, como incrementar aún más los impuestos a los productos tabacaleros, medida considerada especialmente efectiva para disuadir a los jóvenes de empezar a fumar.

Actualmente los impuestos representan el 72,3% del precio final de la cajetilla de cigarrillos, una de las tasas más altas de la región.

“Confío en que estos datos demuestren el avance que puede lograrse en un tiempo relativamente corto y alentar la adopción de legislación similar en otros países”, subrayó Bianco.

Nos alegra que regreses

Completá tus datos para iniciar sesión

¿Querés ser parte de nuestra comunidad?

¡Registrate ya! Sólo te tomará un minuto.

¡Únete a la comunidad!

Completá el formulario para crear una cuenta

¿Ya formás parte de nuestra comunidad?

¡Iniciá sesión ya! y disfrutá de todo lo que tenemos para ofrecerte.